¿Cómo ayuda la señal de tráfico portátil a controlar el tráfico?

El control y la gestión del tráfico siguen siendo uno de los principales retos en casi todas las grandes partes del mundo. Aunque plantea numerosos retos, también exige recursos humanos y a menudo requiere un enfoque con tacto de los problemas de tráfico. Sin embargo, gracias a los semáforos portátiles, la gestión del tráfico es ahora mucho más fácil y eficaz.

Hay múltiples situaciones en las que señal de tráfico portátil ha demostrado su utilidad. He aquí algunas situaciones que demuestran lo importante que es un semáforo portátil.

  1. La congestión rutinaria del tráfico suele presentarse de dos formas. La primera es el tráfico regular, que incluye las principales carreteras e intercambiadores donde el flujo de tráfico se mantiene alto durante todo el día. La segunda forma es el tráfico durante las horas punta en un lugar concreto (por ejemplo, escuelas, hospitales y funcionarios). Mientras que las señales permanentes se colocan para el tráfico regular, por lo general los guardias tienen que realizar físicamente tareas de control del tráfico durante las horas punta, lo que puede resultar bastante agotador. Sin embargo, colocando un semáforo portátil para determinadas horas punta, el tráfico puede gestionarse fácilmente de forma fluida y sin problemas.

 

  1. Los imprevistos en el tráfico son bastante habituales. Ya se trate de un accidente de tráfico, de obras de construcción o mantenimiento que obligan a desviar el tráfico, o de una carretera bloqueada por una catástrofe natural, para hacer frente a estas situaciones es necesario desplegar un gran número de efectivos y vehículos de la policía de tráfico. Sin embargo, un semáforo portátil puede transportarse fácilmente a esos lugares y utilizarse para controlar el tráfico. De hecho, también se pueden colocar varios semáforos portátiles y conectarlos entre sí para coordinar el tráfico en varias direcciones. Esto garantiza un flujo de tráfico más fluido y sin problemas, a la vez que se ahorran valiosos recursos, lo que lo convierte en un proceso muy eficaz en general.

 

  1. Los semáforos portátiles también son muy útiles para la seguridad de los trabajadores de la carretera. Mientras que normalmente se utilizan conos de tráfico y señales de neón cuando se está realizando algún trabajo de mantenimiento de la carretera, una señal de tráfico portátil ofrece una visibilidad mucho mayor al tráfico entrante. Esto permite a los conductores ajustar sus carriles y su velocidad sin poner en peligro la vida de los trabajadores.

 

Ventajas de las señales de tráfico portátiles

Las Señales de Tráfico Portátiles ofrecen muchas ventajas como:

  • Son ligeras y fáciles de transportar. Por lo tanto, desplazarlos nunca es un problema.
  • Son fáciles de instalar y se montan en muy poco tiempo. Siempre están listos para usar.
  • Varios semáforos pueden comunicarse entre sí de forma inalámbrica hasta una distancia de 1,5 km. Esta comunicación permite un flujo de tráfico seguro desde múltiples direcciones y múltiples puntos simultáneamente.
  • Son fáciles de instalar y se pueden configurar de forma inalámbrica mediante un mando. Con solo pulsar unos botones en una interfaz fácil de usar, estas señales pueden ajustarse según las necesidades casi de inmediato.
  • Pueden funcionar hasta 168 horas después de una carga completa, lo que las hace ideales para su despliegue en lugares remotos en cualquier momento, sin necesidad de ninguna conexión eléctrica especial.

Caso destacado

Ir arriba

Obtener presupuesto gratuito